Menu
Redacción CarGlobe

Volkswagen Golf GTI W12-650, un roba corazones

El Volkswagen Golf GTI tiene fama de roba corazones, y durante los últimos 40 años se ha convertido en un estándar de los hot hatchbacks en el mundo.

Sin embargo, uno de los conceptos más memorables que jamás haya surgido de Volkswagen con el nombre Golf GTI llevó el lado del rendimiento de ese equilibrio al extremo.

El Golf GTI W12-650 se presentó en 2007 cuando los diseñadores de Volkswagen necesitaban un prototipo espectacular para debutar en Wörthersee. El festival respaldado por VW es uno de los eventos más importantes para los entusiastas de Volkswagen, con más de 100,000 visitantes al año. 

Los fanáticos y los lugareños se reúnen a lo largo del lago Worthersee en Austria para unirse a varios vehículos Volkswagen, a menudo con una exhibición especial de conceptos Golf GTI.

Dos meses antes de Worthersee ese año, los diseñadores de Volkswagen comenzaron a trabajar en un concepto que combinaría elementos de todo el Grupo Volkswagen. Para que esto sucediera, el equipo comenzó con la carrocería simple del Mk5 GTI y mantuvo las puertas, el capó y las luces del auto de producción original. 

Golf GTI
Golf GTI

Luego, incorporaron el motor W12 biturbo de un Bentley Continental GT que era bueno para 641 hp; como los 12 cilindros no caben físicamente en la parte delantera, donde va el motor turbo de cuatro cilindros del Golf GTI, colocaron el motor justo detrás del conductor, creando un GTI de motor central.

Para manejar toda esa potencia, el concepto tomó prestado el eje trasero y los frenos de un Lamborghini Gallardo, los frenos delanteros de un Audi RS 4 y la caja de cambios de un Volkswagen Phaeton.

Carrocería más ancha para el Golf GTI

Golf GTI
Golf GTI

La carrocería del Mk5 se ensanchó 6,3 pulgadas, la suspensión se redujo casi tres pulgadas; y el coche estaba equipado para neumáticos masivos, que medían 12 pulgadas de ancho en la parte trasera y nueve pulgadas en la parte delantera. 

Además de un chasis rediseñado, los toques finales al diseño incluyeron ventanas traseras remodeladas; un parachoques trasero futurista y una sección de entrada de aire expandida en la parte delantera.

El diseño interior del concept car también reflejó sus atributos de auto de carrera. Equipado con cuero Alcantara negro, el Golf GTI W12-650 tenía protectores de interruptores transparentes para funciones centrales, sin revestimientos de puertas e incluso un extintor de incendios en la guantera.

Dotado de un motor W12, el concept car tenía tanta potencia como el Lamborghini Urus actual. Con toda esa potencia y fuerza en las ruedas traseras; el concept car no era el más fácil de manejar, pero ciertamente era divertido de manejar. 

Comparable a un auto de carreras, el Golf GTI W12-650 aceleró de 0 a 60 mph en menos de cuatro segundos y alcanzó una velocidad máxima en pista de 201 mph. Quizás algún día haya uno más rápido a orillas del lago Worthersee – pero probablemente nunca habrá uno tan salvaje.

Síguenos en Twitter

AUTOR

Redacción CarGlobe

Sorry no comment yet.

Leave a Comment