Menu
Redacción CarGlobe

Salón de Ginebra: El Porsche Mission E Cross Turismo

Daríamos cualquier cosa por poder entrar a las juntas de planeación de producto de Porsche y presenciar cómo los ingenieros y ejecutivos de la firma alemana dan rienda suelta a sus ideas para crear vehículos como este, el Mission E Cross Turismo.

El segundo integrante de la familia de eléctricos de la marca tomó prestados algunos detalles estéticos del actual Panamera Gran Turismo, elevó un poco la suspensión, le colgó protectores plasticos en todo el lateral y le colocó un retocado frontal traído del Mission E, para presentar un crossover eléctrico, de momento conceptual, pero que en unos años llegará al mercado mundial.

Fuera del frente, que nos da un adelanto más real de lo que veremos cuando el Mission E sea lanzado al mercado, las mayores sorpresas se reservan para el habitáculo y el tren motriz.

Mecánicamente este vehículo cuenta con dos motores eléctricos, uno en cada eje, que lo hacen un automóvil de tracción integral, mientras que el paquete de baterías está colocado en el piso para ser parte de la estructura, mejorar el manejo y bajar el centro de gravedad.

Este tren motriz generará más de 600 caballos de fuerza y el torque, que suponemos estará por arriba de las 700 libras-pie, será distribuido de forma inteligente por la computadora del auto, dependiendo de las condiciones del camino y el manejo que tengamos, al igual que la suspensión neumática, que puede elevarse hasta 50 milímetros.

El Cross Turismo puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3.5 segundos y la firma alemana asegura que llegará a los 200 kilómetros por hora en menos de 12 segundos.

La recarga se puede realizar mediante un sistema de inducción, colocado en el piso del garage, o bien en una torre de recarga convencional. Con la batería llena Porsche dice que este vehículo puede rodar por más de 500 kilómetros, y que puede recargar en 15 minutos, con un cargador de 800 voltios, lo suficiente para recorrer otros 400 km.

El habitáculo parece una vez más sacado de una película de ciencia ficción, con una enorme pantalla multimedia de la consola central hacia el asiento del pasajero, controles digitales en la consola central, asientos de arquitectura ligera y zonas muy limpias. Quizá mucho de esto lo veamos en los Porsche de la siguiente década.

Para Porsche no importa la forma ni la fuente de energía, sus autos son deportivos apasionantes desde que son presentados como concept cars, y una vez más pondrán la medida de lo que un eléctrico de altas prestaciones debe ser.

AUTOR
Redacción CarGlobe

Redacción CarGlobe

Sorry no comment yet.

Leave a Comment