Menu
Redacción CarGlobe.mx

McQueen, Newman y su amor por los autos

Probablemente existan pocos actores o estrellas del espectáculo con un amor tan arraigado a los automóviles -y el estilo de vida con los que éstos están rodeados- como el de Paul Newman y Steve McQueen.

Desde su participación, hasta la realización de una película con el enfoque exclusivo en el serial de resistencia más famoso de competencia automotriz –24 Horas de Le Mans-, Steve McQueen es hasta la fecha un ícono que es recordado por su amor a Porsche, Jaguar y principalmente a la adrenalina que el mundo de la velocidad mecánica genera.

Películas de McQueen como Bullit, The Great Escape, The Thomas Crown Affair, Le Mans, On Any Sunday y más tienen como protagonistas de segundo orden a automóviles o motocicletas que, si bien no le robaban la atención a McQueen, sí representan otro factor de interés para ver la película.

Inclusive, en la mayoría de estos filmes, las pericias y acrobacias eran realizadas por él mismo al contar con una gran experiencia y capacidad para la conducción en situaciones de extrema precisión frente a la cámara.

Este gusto automotriz fue automáticamente trasladado a su colección personal con la posesión de finísimas piezas como el Jaguar E-type,  un Mercedes 230 SL, un Aston Martin DB6, un Alfa Romeo Duetto, un precioso Ferrari 275GTS, el ya famoso Shelby 427 Cobra, y probablemente su más conocido Porsche 911. 

El amor a los autos por parte de McQueen puede ser dimensionado en diversas citas de películas o declaraciones en entrevistas, donde se percibe una visión más cercana a la de una verdadera pasión que a la de un simple gusto por posesiones materiales.  Aquí un par para brindar contexto.

«Racing’s important to men who do it well. When you’re racing, it’s life. Anything that happens before or after is just waiting.» .- de la película Le Mans (1971)

«Someone once asked me what my religion was, and I told him, ‘It’s the desert, the grass, the sun in the sky—and my wheels.’” .- entrevista con Billy Graham 

jaguar_xkss_mcqueen

 

 

El caso de Paul Newman es igual de reconocido por su particular afición y admiración a cualquier aspecto relacionado al mundo automotriz, ya que comenzó su historia de amor con el automovilismo durante su capacitación en el Watkins Glen Racing School para poder interpretar el papel de «Frank Capua» en la película Winning de 1969.

Esta fue la primera cinta que marcaría el inicio de una serie de proyectos relacionados con el ámbito motor al sucederle la realización de un documental de 1971 titulado Once Upon a Wheel que narraba la historia del automovilismo con la presentación de figuras de la época como Mario Andretti, Kirk Douglas, Dean Martin, entre muchos otros actores y pilotos profesionales que dieron parte a su experiencia con los autos.

Aunque su carrera como piloto profesional fue atípicamente tardía con su participación a los 47 años en una carrera en Connecticut, a bordo de un Datsun R30 Skyline, tiene logros sin precedentes como el de convertirse a los 70 años de edad en el piloto más longevo en ganar una competición automotriz profesional con su triunfo en las históricas 24 Horas de Daytona de 1995. 

La colección automotriz de Newman contempló diversos modelos excepcionales tales como Nissan 300ZX, Mercedes-Benz 300 SL, Porsche 911S, Ford Windsor V8, Ford GT40.

Su predilección por los automóviles se vio tiernamente reflejada en una de sus últimas interpretaciones cinematográficas al realizar la voz original de Doc Hudson, un Hudson Hornet de 1951 en la película animada de Pixar «Cars». 

AUTOR
Redacción CarGlobe.mx

Redacción CarGlobe.mx

Sorry no comment yet.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: