Menu
Redacción CarGlobe

Historia de los autos eléctricos y las siglas para diferenciarlos

Los primeros antecedentes de los autos eléctricos como los conocemos hoy en día surgieron en el siglo XIX; durante los últimos años de una revolución industrial que transformó al mundo para siempre, con la llegada de la máquina de vapor.

En 1828, el científico Ányos Jedlik diseñó el motor eléctrico que, para algunos, es considerado como el inicio de los autos propulsados por electricidad. Sin embargo, otros también destacan el trabajo de Thomas Davenport, quien desarrolló un prototipo de auto eléctrico a escala que se desplazaba con una trayectoria circular; y finalmente, también aparece en la historia el emprendedor Robert Anderson, quien inventó un carruaje impulsado también por un sistema eléctrico.

Aunque para sorpresa de muchos el concepto de un auto eléctrico no solo no es algo nuevo, sino que, incluso es más antiguo que la invención del primer auto de combustión interna; lo cierto es que desde entonces se han logrado una serie de avances tecnológicos y científicos que finalmente permitieron la comercialización y circulación de vehículos eléctricos como una realidad; y no solo como un experimento. Hoy en día podemos vislumbrar la siguiente revolución que también transformará al mundo; la de la electromovilidad.

En términos generales, un auto eléctrico es aquel cuyo motor transforma energía eléctrica en energía mecánica o cinética para poder funcionar.

Si bien todos los autos eléctricos funcionan bajo el mismo principio general, existen diferencias entre los mismos. Por ejemplo, mientras unos son completamente eléctricos, otros son híbridos enchufables, lo que quiere decir que también cuentan con un motor de combustión interna.

Así mismo existen diferentes fuentes de energía que los autos eléctricos pueden usar para alimentar sus motores; desde baterías de iones de litio hasta pilas de combustible. Esta diversidad en modelos de vehículos eléctricos ha ocasionado que frecuentemente encontremos siglas para diferenciarlos.

Te puede interesar: LINCOLN PLANEA LA LLEGADA DE 3 VEHÍCULOS ELÉCTRICOS PARA 2025; AQUÍ EL STAR CONCEPT

Siglas para diferenciar los autos eléctricos

BEV: (Vehículo Eléctrico de Baterías) Son 100% funcionales utilizando únicamente energía eléctrica y por lo tanto no cuentan con un tanque de gasolina. Una vez que se agota la batería es necesario recargarlos para poder conducirlos.

HEV: (Vehículo Eléctrico Híbrido): Este tipo de vehículo se caracteriza por combinar el uso de un motor de combustión interna con un motor eléctrico, así como por contar con un sistema de recarga eléctrica durante el frenado. Aunque pueden circular por completo en modo eléctrico, su autonomía es limitada, por lo que el motor a gasolina suele estar en constante uso.

PHEV: (Vehículo Eléctrico Híbrido Enchufable): Al igual que en el caso de los HEV combinan una parte eléctrica con una de combustión interna. Sin embargo, a diferencia de los anteriores, estos cuentan con un sistema de recarga enchufable con baterías de mayor capacidad, lo que permite alcanzar una mayor autonomía en el modo eléctrico antes de hacer uso de la gasolina.

MHEV: También conocidos como mild-hybrids o semihíbridos, este tipo de vehículos también cuentan con un motor de combustión y uno eléctrico pero que, a diferencia de los HEV y los PHEV, no puede funcionar por sí solo en el modo 100% eléctrico y solo sirve como un apoyo para el desempeño general del vehículo.

Si bien existen otros modelos, estos suelen ser los más utilizados.

Síguenos en Facebook

AUTOR

Redacción CarGlobe

Sorry no comment yet.

Leave a Comment