Menu
Alfa Romeo Stelvio dinamica frente

Alfa Romeo Stelvio, emoción a la italiana

Diseño
Interiores
Manejo
Seguridad
Tecnología

 

La obra maestra de Sergio Marchionne y el as bajo la manga de Alfa Romeo, la Stelvio representa la apuesta más fuerte de la firma milanesa para dar el salto que los regrese a esa elite de firmas asociadas al alto desempeño y la calidad premium.

Hace apenas año y medio Alfa Romeo la presentó con bombo y platillo en el Salón de Los Ángeles, donde acaparó miradas y puso los corazones de los amantes del estilo italiano a latir. Ahora, por fin pudimos ponernos al volante de esta conquistadora para saber si era pura brabuconería o si está al nivel de su competencia.

Alfa Romeo Stelvio lateral

La Stelvio Ti, será el primer ejemplar de este purasangre italiano que arribará a nuestro país, con la firme convicción de demostrar que la firma de Milán está más viva que nunca y que sabe cómo rendirle triubuto a más de un siglo de historia en el mundo de las carreras y a un legado de nombres que marcaron una época, basta recordar que la primera Scuderia de Enzo Ferrari se fundó bajo el cobijo de Alfa.

Vista de frente podríamos pensar que estamos ante una versión inflada del Giulia, pues los rasgos estéticos están prácticamente calcados en los faros, parrilla y fascia, aunque en mi opinión, aquí lucen mucho mejor que en el sedán, sobre todo los grandes pómulos de la fascia. La parrilla triangular es un sello inequívoco de la casa y se corona con el renovado logotipo de la marca.

Alfa Romeo Stelvio parrilla

Pero las grandes sorpresas llegan cuando la vemos de lado y descubrimos una figura estilizada, deportiva con una caída trasera que simula un coupé, el medallón bastante inclinado y unos enormes rines de aluminio de 20 pulgadas, que nos recuerdan que, a pesar de la silueta, es un deportivo.

La parte trasera mantiene el poder del conjunto, con líneas fuertes y dos salidas circulares del escape, obviamente cromadas, que hacen juego con el protector de aluminio de la parte baja de la fascia.

Alfa Romeo Stelvio trasera

Abrir la puerta del habitáculo es sumergirte en un mundo lleno de sobriedad, elegancia, materiales nobles y una pizca de deportividad con los detalles de fibra de carbono y aluminio.

Los asientos te ponen en modo racing, sobre todo, cuando descubres que los soportes laterales del respaldo y el asiento se pueden ajustar eléctricamente para que aprieten el cuerpo y lo mantengan en su lugar cuando queremos retar las curvas.

Alfa Romeo Stelvio tablero

El volante porta el botón de encendido, otro giño al mundo de las carreras y las enormes paletas de cambios, hechas de aluminio, simplemente acaban de convencernos de que esto no es una camioneta, es un deportivo.

Las emociones son cortesía de un motor de cuatro cilindros 2.0 litros turbo que genera 280 caballos de fuerza y 295 libras-pie de torque y que emite un tímido sonido ronco que sigue llevándonos por el camino de las altas emociones. La transmisión de 8 velocidades reparte la potencia y el torque entre las cuatro ruedas mediante un sistema de tracción integral, pero que le da prioridad al eje trasero, para tener sensaciones de un auto de tracción trasera. Aunque cuando lo llevamos al límite tiene que echar mano de la mejor adherencia de cuatro ruedas motrices.

Los datos de la ficha técnica nos dejan con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5.4 segundos y la aguja no se detiene hasta los 231 km/h.

Alfa Romeo Stelvio dinamica

El manejo en ciudad es confortable y bastante eficiente, demasiado para los que esperábamos de un motor turbo de 280 hp. Una perilla en la consola central nos permite variar los modos de manejo del sistema DNA (Dynamic, Normal y Advance Efficiency) que nos ofrece tres caras de un mismo modelo, incluso, en el modo Dynamic podemos presionar el botón del centro para reducir la dureza de los amortiguadores, por si queremos sentir el poder en la ciudad.

Estos modos de manejo alteran la respuesta del motor, transmisión, amortiguadores, los frenos y los controles de tracción y estabilidad.

Alfa Romeo Stelvio tablero

Con el camino más despejado, es momento de acelerar y ver de qué está hecho este vehículo que presume tener una relación de pesos 50:50 entre los dos ejes.

La aceleración es inmediata, la transmisión es muy rápida y nos permite ir hasta la línea roja del cuenta revoluciones. El sonido del motor es más grave, ronco y emocionante. Los cambios van subiendo y el volante ofrece un agarre perfecto, mientras nos transmite lo que va pasando en el eje delantero.

Alfa Romeo Stelvio dinamica

Al llegar a las curvas es donde apreciamos las bondades de la tracción integral, pues podemos ir a un mejor paso, sin sentir temor a perder el control, pero sí, como sospechábamos, arriba de los 160 km/h, la cola del auto nos deja sentir que es más grande que el Giulia y que también está más elevada. Nada para alarmarse, pero si te obliga a bajar un poco las ansias y recordar que ese terreno está reservado para el macho alfa de la familia, el Stelvio Quadrifoglio, que llegará a finales de año.

Pero aún así, las sensaciones de manejo te dejan totalmente satisfecho.

Si buscas tecnología, su pantalla multimedia de 8.8 pulgadas, totalmente armónica con la consola central, te permite utilizar el navegador satelital y también cuenta con Apple Car Play y Android Auto, que se une a 14 altavoces Harman/Kardon de alta fidelidad.

Alfa Romeo Stelvio detalle rin

Como buen deportivo, la seguridad no puede quedar de lado e incorpora ocho bolsas de aire, frenos de disco con ABS y mordazas de alto desempeño (que según datos de Alfa Romeo pueden detener este vehículo de 100 a 0 km/h en 39 metros), alerta de choque frontal con freno automático de emergencia, controles de tracción y estabilidad, radar de tráfico cruzado trasero con freno automático, monitoreo de punto ciego, así como control de crucero adaptativo.

La gran apuesta de Alfa Romeo no podía llegar en mejor forma, una camioneta llena de pasión y emociones.

Alfa Romeo Stelvio Ti $1,350,000

AUTOR
Marco Robles

Marco Robles

Periodista automotriz desde 2006, fan del beisbol, del frío, los días nublados y los autos emocionantes.
Comment 1
  • Quidem eu quia quasi vero odit

    Ullam sed ipsam mollitia vel iusto quas culpa est aliquid assumenda

Leave a Comment