Menu

Kia Forte GT Hatchback, con genes de deportivo

Diseño
Interiores
Manejo
Seguridad
Tecnología

 

Hace unos meses pudimos conocer la nueva generación del Kia Forte Sedán, pero la firma coreana tenía una sorpresa para arrancar a fondo 2019, la llegada del Kia Forte GT Hatchback, un hot hatch con motor turbocargado que busca llevar a la firma a un nicho pequeño pero importante.

El Forte GT cuenta con un motor de cuatro cilindros 1.6 litros turbocargado que genera 201 caballos de fuerza y 195 libras-pie de torque, acoplado a una caja automática de siete cambios y doble embrague o bien, una manual de seis velocidades, ambas impulsado al eje delantero.

Entre los datos duros encontramos un 0 a 100 en 7.5 segundos, una velocidad máxima por encima de los 220 km/h, frenos delanteros de 305 mm, suspensión más firme y barras estabilizadoras más gruesas.

Así que estamos frente a un retador de grandes nombres como el Volkswagen GTI, SEAT León FR, Ford Fiesta ST y el Peugeot 308 GT, uno de esos lugares donde uno no se mete si no sabe que tiene con qué dar batalla y este hatchback lo hace muy bien.

Antes de tomar el volante, nos dimos unos minutos para darle una vuelta y descubrir líneas frontales muy parecidas a las del modelo sedán que habíamos podido probar unos meses antes, las luces de LED en forma de X Wing en el faro principal, y en realidad la única diferencia viene de la mano de detalles rojos en la parrilla y el logo GT.

Sin embargo, en la parte posterior sí encontramos un gran trabajo de adaptación para eliminar el tercer volumen y darle un aspecto muy atractivo, tanto que incluso nos recuerda a algunos modelos alemanes como la BMW X4 o algunos liftbacks, por el pequeño espacio que queda entre el final del medallón y el final de la tapa del maletero, que incluso nos entrega un segundo spoiler.

Una zona bastante compleja en su diseño, obra del gran Peter Schreyer, que acomoda muy bien las luces secundarias (direccionales e intermitentes) en la parte baja de la fascia, junto a un embellecedor negro piano y dos salidas del escape.

Todo este conjunto le confieren una gran presencia, que combina muy bien sus intenciones de deportivo con la sobriedad de un auto para todos los días.

La ficha técnica reporta en seguridad frenos de disco con ABS (que lo detienen de 100 km/h a 0 en 40 metros), seis bolsas de aire, control de tracción y estabilidad, freno de arranque en pendiente, aviso trasero de tráfico cruzado, así como 44% de su construcción con aceros de ultra alta resistencia. Además, es la única versión del Forte que contará con suspensión multibrazo trasero, por su orientación hacia un manejo más emocionante.

Tras unos kilómetros por el norte de la Ciudad de México, la carretera a Querétaro nos recibió y era momento de acelerar y buscar emociones. Lo primero que llamó nuestra atención fue el sonido del motor, ronco, deportivo, emocionante. Si bien el sonido se apoya en el sistema de audio del interior, el escape de alto flujo le brinda la banda sonora a quienes están afuera del vehículo.

Las paletas de cambio, y el modo de manejo Sport, ayudan a exprimir de mejor forma las prestaciones del motor con cambios rápidos y precisos, que incluso en una zona llena de curvas, nos permitió sacar un poco de ventaja frente a las versiones manuales, pues no se despegan las manos del volante y con las paletas se pueden gestionar mejor los cambios de la transmisión.

Aunque para los puristas, la caja manual seguro será la mejor opción y cumple de gran forma con un embrague bastante suave y un muy buen recorrido de las seis velocidades.

El balance del chasis nos permite tomar las curvas a muy buena velocidad y la suspensión hace un gran trabajo para contener la transferencia de pesos cuando hilamos casi una decena de curvas, en realidad es un auto emocionante y con un muy buen manejo.

Dejando atrás las curvas, volvemos a la autopista y es momento de revisar el equipamiento, que en esta versión tope es muy completo, quemacocos, cristales eléctricos, apertura y encendido sin llave, asiento del conductor eléctrico, pantalla multimedia táctil, Apple Car Play, Android Auto, luces y limpiadores automáticos, asientos forrados en piel sintética y cargador de smartphones inalámbrico.

Además de esta versión GT, el Kia Forte Hatchback contará con dos versiones debajo, impulsadas por un motor de cuatro cilindros 2.0 litros naturalmente aspirado de 147 caballos de fuerza y 132 libras-pie de torque, con opción de una caja manual de 6 velocidades o una automática CVT.

EX T/M $320,900

EX T/A $335,900

GT Line T/M $368,900

GT Line T/A $382,900

GT T/M $427,900

GT T/A $447,900

AUTOR
Marco Robles

Marco Robles

Periodista automotriz desde 2006, fan del beisbol, del frío, los días nublados y los autos emocionantes.

Sorry no comment yet.

Leave a Comment