Menu

Buick Envision, presentación y prueba de manejo en México

Buick Envision, de China para el mundo

Diseño
Interiores
Manejo
Seguridad
Tecnología

Los crossovers medianos son un segmento difícil de describir en cuanto a sensación de manejo. Al menos por el hecho de que los fabricantes de este tipo de vehículos de corte familiar buscan acertar en los mismos aspectos que los clientes en potencia pretenden encontrar en estos modelos.

Estos son: seguridad, comodidad, tecnología, calidad en su ensamble y materiales con los que están equipados. Argumentativamente, todo producto presente en el mercado mexicano con aspiraciones de ser competitivo cumple con estos aspectos a mayor o menor medida de manera protocolaria.

Confieso que para mí ese trajín de inspección, comparación y comprobación de estos aspectos en uno de los segmentos automotrices más demandados en México y a nivel global, es cada vez más complicado y siempre divertido.

Al nuevo contacto con la Buick Envision supe de primer instancia los referentes que diferenciarán a este modelo del resto de su competencia.

El primero de ellos es indudablemente el precio. Bajo una versión exclusiva, el nuevo Buick Envision llega al mercado mexicano con un precio de $647,900 pesos. Su equipamiento motriz incluye la instalación de un motor de 2.0 litros turbocargado que es capaz de generar 252 caballos de fuerza como máxima potencia y una capacidad de torsión expresada mediante 260 libras-pie.

No teman. No les voy a justificar porque considero que el precio de la Buick Envsion es debidamente elevado, porque desde mi punto de vista sí lo es. Sin embargo, estos $647,900 pesos no nos están entregando algo que ya conozcamos en el mercado.

Luego de la presentación de producto que tuvimos a espaldas de la impresionante estructura de Mina de Guadalupe a las afueras de la ciudad de Guanajuato, me empeñé al siguiente día – cuando tuvimos la oportunidad de manejar la nueva Buick Envision en distintos tramos carreteros- a descubrir por qué la gente de la marca e ingenieros responsables de su construcción aseguraban que nuestra experiencia de manejo superaría toda expectativa.

Cierto es que la naturaleza misma de esta Buick Envision es completamente distinta a algo previamente presentado por la compañía en mucho tiempo, ya que además de ser desarrollada de manera principal para el mercado de China (nueva plataforma, nueva transmisión, nueva carrocería) se venderá primero en nuestro país que en Canadá o Estados Unidos.

Sólo unos minutos después de acomodarme en el asiento de copiloto noté un ambiente interior mucho más equilibrado y moderno de esta Envision en relación a otros productos de su misma marca. No encontramos los gruesos páneles que solían acompañar al ensamble de puertas y tablero. Tampoco está presente ya el señorial y endémico estilo de campo americano que si bien definía la identidad de la compañía, alejaba a un mercado juvenil.

En lugar, vemos presentes insertos modernos y a la vez tradicionales con laminado de madera de alta calidad, rematado con atinadas piezas de aluminio para entregar un resultado que ve de manera frontal la propuesta de marcas premium de origen europeo.

La sensación de manejo de este Buick Envision es efectivamente distinta a la presente en la oferta pero no diferente a algo que ya hayamos manejado con anterioridad.

Esto no es negativo al considerar que un producto subvalorado por la industria es el Buick Regal GS, el cual genera una sensación de manejo poderosa, ágil y dinámica por un precio bastante considerable.

Esta nueva Buick Envision es un símil al manejo de otro producto de esta misma compañía, siendo beneficiada en la potencia y la carencia de “turbo-lag” para temas de aceleración súbita en carretera. Lo cual la convierte en una de las ofertas más divertidas de manejar. No obstante, la transmisión automática de seis velocidades tiene una sensación ajena a la potencia que su propulsor brinda, ya que a pesar de que es ideal para el impulso que propaga, hay un sentimiento de que es una caja demasiado pequeña para su energía. Personalmente, tengo la impresión que se debe a una mala calibración o un error en la configuración de este modelo.

Quizá la aproximación de un cliente en potencia (ya fue adquirida una Buick Envision y aún no inicia su comercialización) sea complicada y lo considere más de una vez previo a hacerse de este modelo, sin embargo, estoy convencido de aquel que realice esta compra, estará satisfecho de haber adquirido una experiencia de por vida.

 

 

AUTOR
Desiree Nunez

Desiree Nunez

Sorry no comment yet.

Leave a Comment