Menu
Redacción CarGlobe.mx

Nissan 370Z, el pequeño Godzilla

 

Si se consideran fanáticos de los coches y realmente disfrutan manejar, seguro que ya habrán notado que el Nissan 370Z parece haber sido concebido como si se tratara de un deportivo de la vieja escuela.

Y no queremos decir con esto que el coche sea anticuando ni mucho menos, sino que a diferencia de muchos de los modelos que hoy en día podemos encontrar en el mercado, el “pequeño Godzilla” es de los pocos que ofrece la perfecta combinación entre la tracción trasera y una motorización atmosférica situada de manera delantera longitudinal con la cual es capaz de ofrecernos horas y horas de verdadera diversión al volante.

La esencia deportiva que este modelo ofrece por cada kilometro recorrido, es el resultado de una herencia ganada a través de los años que proviene del precursor de toda esta corriente, el Datsun 240Z.

Lo asombroso del 370Z en principio, es que su peculiar diseño a pesar de ya notársele los años, sigue siendo un imán de miradas por donde quiera que pase. Esto se debe al trabajo metódicamente logrado por parte de las mentes maestras japonesas encargadas de darle forma a este hermoso auto, el cual sin importar haber sido concebido en función al desempeño presume una silueta realmente atractiva que refleja sin tapujos sus intenciones de velocidad.

Dentro del auto, la deportividad se percibe en cada detalle. Desde las manijas para abrir las puertas, hasta el volante y el panel de instrumentos. Se necesita de cierta flexibilidad para poder entrar al auto, pero ya habiendo encontrado la forma de colocarse frente al volante, la adrenalina comenzará a correr por sus venas. ¡Y eso que todavía ni siquiera arranca el motor!

Y es que bajo el cofre, el Nissan 370Z resguarda parte del secreto que lo hace uno de los coches japoneses más divertidos de manejar. Se trata de un bloque V6 de 3.7 litros que genera 332 caballos de potencia dirigidos directamente al eje trasero por medio de una caja manual de seis relaciones o bien una automática de siete cambios.

En nuestro caso la versión que probamos fue la automática, que si bien para muchos puristas podría restarle emoción al manejo, la respuesta de la misma es bastante competente como para todavía sacarle una sonrisa a cualquiera, gracias a las paletas detrás del volante que ayudan a que uno pueda jugar todavía un poco con las revoluciones. ¡Y que decir del ronroneo del motor!

En movimiento, el manejo del 370Z va acorde con su imagen mostrando el aplomo característico de un deportivo sin importar el tipo de camino en el que estemos circulando… aunque la realidad es que los caminos más revirados son su mejor escenario gracias a una dirección extremadamente precisa que ayuda a colocar el coche a donde quiera que lo apuntemos. Además la sensación de manejar tan pegado al suelo es realmente adictiva, despertando en cualquiera el lado “racing” que todos tenemos dentro.

 

FICHA TÉCNICA

Motor: V6 de 3.7 litros

Potencia: 332 hp @ 7,000 rpm

Par: 270 lb-pie @ 5,200 rpm

Transmisión: Manual 6 relaciones / Automática 7 relaciones

 

Seguridad:

Diferencial de derrape limitado (LSD)

Control de tracción (TCS)

Control dinámico de estabilidad (VDC)

Sistema de frenos antibloqueo (ABS)

Distribución electrónica de frenado (EBD)

Asistencia de frenado (BA)

Seis bolsas de aire

 

Equipamiento:

Climatizador

Botón de encendido

Cámara de reversa

Controles de audio y velocidad en el volante

Sistema de audio Bose con seis bocinas

Paletas de cambio tras el volante

Bluetooth

Conexión auxiliar

Navegador satelital con pantalla de 7”