Menu
Redacción CarGlobe.mx

VW y la Mille Miglia 2019 ¡Arrivederci, Beetle!

Como un homenaje realmente merecido, la marca de Wolfsburg puso en la línea de salida del emblemático rally italiano Mille Miglia dos Beetle vintage conmemorando así el final de la producción de éste modelo que acompañó a la marca durante más de siete décadas.

La mítica ruta que desde 1927 lleva a sus competidores de la ciudad de Brescia hasta Roma y de regreso, tuvo verificativo entre el 15 y el 18 de mayo, transformando a la ciudad sede al norte de Italia, en un auténtico museo de autos clásicos al aire libre. Fueron más de 430 automóviles los que participaron en la edición de este año partiendo desde la milenaria Piazza della Vittoria para cubrir el total del recorrido que otrora se realizaba en un solo día –ahora en tres días- lo que no le quita la etiqueta de ser una de las carreras más largas y difíciles del mundo.

Aunque fue suspendida de 1957 hasta 1977, la carrera etiquetada también como “la más hermosa del mundo” la pasión, el entusiasmo y el orgullo que genera su participación lleva cada año a cientos de miles de espectadores a lo largo de toda la ruta. Así, en la década de los años 50´s los Beetle consiguieron resultados de relevancia frente a sus competidores más poderosos en aquel entonces, gracias a su confiable configuración

Para esta edición, se inscribieron dos Beetles: El Pretzel Beetle 1951 y el Ovali Beetle de 1956 modificados para ajustarse a los modelos originales, porque las reglas en ese sentido son muy estrictas: Solo pueden participar automóviles sobre los que sea posible identificar su participación en la Miglia entre 1927 y 1957.

En el caso de el Diamond Green Ovali Beetle, se trata de una réplica exacta construida ex profeso por Volkswagen para su participación en las ediciones del 2011 y 2012 de esta carrera con un motor Porsche con ¡75 caballos de potencia! En tanto que el Reseda Green Beetle fue también adaptado con varias partes de Porsche para obtener ¡60 caballos de potencia!

Tristemente para los entusiastas de este modelo, su producción llegará a su fin en el verano de este año, pero la presencia de este simpático automóvil en la Mille Migliaes solo una probada de lo que este coche “boleadito” ha despertado en la gente a lo largo de su historia: Pasión. Así, después de 70 años de que comenzó su producción y solo 21 después del lanzamiento de su controvertida versión, el Nuevo Beetle, llegó finalmente la hora de bajar la cortina y darle un merecido adiós con la Edición Final que nos recuerde que todos en el mundo alguna vez subimos, manejamos y disfrutamos algún paseo a bordo del eterno “escarabajo” alemán.