Menu
Desiree Nunez

Volvo Cars, presenta silla para bebé inflable

Todavía está en etapa experimental, pesa sólo 5 kilos y se despliega en 40 segundos.

 Sandra de la Rosa.

Volvo Cars continúa siendo la empresa automotriz con mayores aportes en seguridad para pasajeros y peatones. Como parte del festejo por los 50 años de haber creado el primer cinturón de seguridad infantil de tres puntos que patentó en 1964, la firma sueca presentó el primer asiento para bebés inflable en etapa de desarrollo.

Después de cinco décadas de liderazgo en la materia la firma europea, ahora controlada por capital chino, vuelve a sorprender al mundo con la presentación de la última generación del asiento experimental para niños, que seguramente en un tiempo corto, podría convertirse en estándar obligatorio de movilidad para pequeños.

La primera información liberada por la firma en su página de internet, señala que es fácil de instalar y se puede guardar en una pequeña bolsa cuando no se utiliza, esto significa que el asiento infantil se puede trasladar fácilmente de un vehículo a otro y que la bolsa se puede llevar incluso en el equipaje de mano durante un vuelo o un viaje.

De acuerdo con los investigadores del proyecto, este aditamento permitirá que los padres de familia ya no tengan que molestarse cargando las estorbosas y pesadas sillas que no caben en la cajuela y forzosamente tienen que viajar en el habitáculo robando una plaza en el automóvil. “En ocasiones se convierte en pretexto para cambiar el auto, hacia uno con mayor espacio interior, cuando coinciden otros pequeños que necesitan usar otra silla dentro del mismo vehículo”.

La silla propuesta Volvo Cars está fabricada con la última tecnología empleada por las fuerzas armadas, por eso su peso no supera los cinco kilogramos mismos que no se comparan con los 14 kilogramos que pesa una silla convencional, además, se puede llevar en una mochila y sólo requiere de 40 segundos para desplegarse o desinflarse.

Está fabricado con un tejido exclusivo llamado drop-stitch, utilizado en el sector náutico y desarrollado inicialmente por los militares cuando intentaron diseñar aviones inflables. Esto permite que resista una presión interna alta y que la estructura del asiento sea confortable y segura.

Ha sido diseñada para colocarse en sentido contrario a la marcha, lo que es mucho más seguro, en especial para los niños. Esto se debe a que el cuello de los más pequeños se encuentra en desarrollo y no es tan fuerte como el de los adultos. Al ir en sentido contrario a la marcha, se busca distribuir la fuerza del impacto sobre una superficie de mayor tamaño.

Además de las ventajas mencionadas anteriormente sobre su transporte, la silla está conectada permanentemente por Bluetooth, lo cual permite un gran número de funciones, como la posibilidad de inflar el asiento por control remoto.

Volvo Cars, tiene preparada una sorpresa con la versión final que se encuentra en etapa de evaluación por las autoridades sanitarias y de transporte que seguramente ven con agrado cómo la firma sueca continúa innovando en sistemas de seguridad a favor del pasajero y peatón.