Menu
Marco Robles

Salón de París: BMW Serie 3 2020

La séptima generación del sedán compacto de BMW está lista y la firma bávara aprovecho los reflectores del Autoshow de París para presentarnos el BMW Serie 3 2020, un vehículo que luce más poderoso, elegante y que contará con tecnologías de conducción autónoma.

Desde su lanzamiento en 1975 el Serie 3 se ha convertido en uno de los autos más vendidos de la firma, gracias a su espacio, manejo y tecnología, por lo que este modelo apela a su historia y se proyecta como uno de los grandes rivales de este mercado.

Además, para el mercado de Norteamérica se fabricará desde la nueva planta de BMW en San Luis Potosí, que ya comenzó a producir los números 0 para pruebas y se alista para arrancar la fabricación oficial a inicios del próximo año. Esta instalación es una de las más modernas de la firma alemana en el mundo, producirá vehículos a la medida del cliente (por lo que todo lo que salga de sus líneas serán vehículos vendidos), eliminarán el uso de montacargas y tendrá una capacidad anual de 150 mil vehículos.

Estéticamente nos encontramos ante un auto con proporciones más poderosas que su antecesor, luce menos afilado, pero más musculoso, con faros totalmente nuevos, unas entradas de aire en la zona baja de la fascia más discretas y la posibilidad de montar faros láser.

Los laterales mantienen la esencia de los más recientes lanzamientos de la firma alemana, salpicaderas marcadas y una línea que asciende conforme viaja del cofre hacia la cajuela, ésta cuenta con un nuevo estilo de calaveras, que mantiene el LED en forma de L, ahora más delgado y el pequeño alerón integrado a la parte superior del maletero.

En el interior encontramos pocas sorpresas, pero muy fiel a la costumbre de BMW las que se realizaron, fueron precisas, como la llegada del tablero digital configurable, nuevos detalles de aluminio en la zona de aire acondicionado, la palanca de cambios y la botonera de la consola central, que nos hablan de un auto que busca mayor refinamiento.

Las grandes novedades llegan de la mano del software con el Intelligent Personal Assistant, un asistente personal que despierta cuando decimos “Hola BMW” (la firma asegura que puedes personalizar prácticamente todo para ajustarlo a tus gustos) y puede ayudarnos con cosas tan básicas como enseñarnos a utilizar alguna función del vehículo, como ayudarnos a controlar funciones como el sistema de infoentretenimiento o la navegación.

A ello se le unirán tecnologías que dan un primer paso en el mundo de la conducción autónoma como alerta de colisión frontal con freno autónomo de emergencia (de serie), que diferencía vehículos, peatones e incluso ciclistas; mientras que como opcionales se pueden sumar: control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril con protección de colisión lateral, asistente de estacionamiento automático, monitor de punto ciego, alerta de tráfico cruzado, asistente de luces altas automáticas y aun asistente que puede controlar de forma autónoma el volante, acelerador y freno.

Del lado mecánico BMW presume un balance pesos 50-50 en cada eje, amortiguadores adaptativos para mejorar la dinámica de manejo, se le redujeron 55 kilogramos y en general se trabajo en tener un auto con los mejores modales de conducción del segmento.

Este vehículo llegará al mercado mundial en marzo del próximo año, incluido nuestro país.

AUTOR
Marco Robles

Marco Robles

Periodista automotriz desde 2006, fan del beisbol, del frío, los días nublados y los autos emocionantes.

Sorry no comment yet.

Leave a Comment