Menu
Desiree Nunez

Saldrá la marca Chevrolet de Europa

General Motors Co., anuncia el retiro de la marca Chevrolet de Europa para fines del 2015, como estrategia para concentrar sus operaciones comerciales en sus marcas Opel y Vauxhall, representa un esfuerzo más de la compañías estadounidense por optimizar sus operaciones en el viejo continente, el anuncio fue hecho por Stephen J. Girsky, vicepresidente de GM en la región europea.

De acuerdo, con el directivo Chevrolet ya no contará con una presencia tradicional en el Este y Oeste de Europa, debido fundamentalmente al fracaso en construir una cuota de mercado significativa y a la difícil situación económica en Europa.

Los volúmenes de venta de Chevrolet en Europa apenas han alcanzado cerca de 200 mil unidades desde que GM relanzó la marca en el continente en 2005, sobre todo por la venta de los relanzados automóviles Daewoo fabricados en Corea.

Afectado por una brutal desaceleración en la demanda europea, Chevrolet respondió rebajando los precios e introduciendo modelos más lujosos, lo que lo enfrentó a otras marcas europeas de General Motors.

La unidad surcoreana de GM produce la mayoría de los vehículos Chevrolet que se venden en Europa y el año pasado exportó 186 mil unidades al continente, lo que representa más de 20% de la producción total de automóviles de la unidad.

“Eliminaremos gradualmente las exportaciones a Europa para fines del 2015. Discutiremos con el sindicato cómo mejorar la eficiencia operativa de nuestras plantas”, dijo Park Hae-ho, portavoz de la división de GM en Corea.

La decisión sobre Chevrolet generaría costos especiales netos de entre 700 y mil millones de dólares, que principalmente serán asumidos en el cuarto trimestre del 2013, aunque continuarán en el primer semestre del 2014, dijo Girsky.

De ese monto, 300 millones de dólares corresponderán a gastos que no son en efectivo. Estos costos también incluyen ajustes en el valor de los activos, reestructuración de la red de distribuidores y costos de liquidación.

Además, GM dijo que espera incurrir en costos de reestructuración que no serán tratados como cargos especiales, pero que impactarán en las ganancias operativas internacionales de la firma en el 2014.

La decisión de retirar la marca Chevrolet de Europa no estuvo influenciada por la asociación entre GM y la francesa Peugeot, dijo Girsky.

“Esto se ha hecho de manera independiente a la relación PSA”, sostuvo. “Los resultados financieros han sido inaceptables”, agregó, al referirse a la cuota de mercado de Chevrolet en Europa.