Menu
Marco Robles

Pebble Beach 2018: Mercedes-Benz Vision EQ Silver Arrow

En 1937 Mercedes-Benz presentó el W 125, su auto de carreras para la temporada de Grandes Premios, y era una máquina que estaba muy por encima de sus rivales pudiendo llegar a generar más de 600 caballos de fuerza de su motor de 8 cilindros en línea supercargado, y 80 años más tarde, la firma alemana rinde homenaje a uno de sus autos de carrera más emblemáticos de la historia con el Mercedes-Benz Vision EQ Silver Arrow.

Durante su temporada 1937, el W125 consiguió cuatro victorias en cinco GP oficiales y dos más en carreras no puntuables. Al final de la temporada la firma alemana modificó una unidad de este modelo para imponer un récord de velocidad en la vía pública. Mismo que fue conseguido el 28 de enero de 1938 por el piloto alemán Rudolf Caracciola, quien llevó el auto a una velocidad máxima promedio de 432.7 km/h (este récord fue roto el año pasado por Koenigsegg).

Así que la casa de Stuttgart decidió reunir en un concept car lo mejor de su pasado con lo mejor de su futuro y así nació este hermoso concept car que bien podríamos creer que salió de una historieta de carreras del espacio, pero es más bien un reflejo de lo que los diseñadores e ingenieros de Mercedes sonarían con poder llevar a las pistas.

La carrocería y gran parte de la estructura del auto es de fibra de carbono, que recibió varias capas de la pintura Alubeam Silver para darle ese acabado como si de verdad estuviera hecho de aluminio. Los rines tienen 128 rayos esmaltados en oro rosado, como es una tradición en los concept cars de EQ. Como buen auto de carreras monta neumáticos slick, más grandes en el eje trasero que en el delantero, y cuenta con un alerón trasero desplegable que puede cambiar el ángulo para ayudar al frenado.

Mientras tanto al interior Mercedes nos recuerda que es una de las firmas más lujosas y sofisticadas del mundo, por ello el piso del habitáculo es de madera, mientras que el asiento y el volante cuentan con tapicería de cuero, todo ello acompañado por insertos de aluminio y pantallas multimedia.

Así es como Mercedes-Benz rinde homenaje a su héroes del pasado, mientras nos enamora de su nueva división eléctrica EQ, que esta semana nos mostrará su primer vehículo de producción.

AUTOR
Marco Robles

Marco Robles

Periodista automotriz desde 2006, fan del beisbol, del frío, los días nublados y los autos emocionantes.

Sorry no comment yet.

Leave a Comment