Menu
Desiree Nunez

Un integrante más al Museo de Porsche

El Museo de Porsche está de manteles largos con la exhibición de un nuevo juguete que ya se encuentra entre sus más de 80 exposiciones; no era para menos, no se trata de cualquier vehículo, sino de uno de los 911 más antiguos de Porsche, 911 (901 Nº57): Despega una leyenda.

El coupé rojo producido en 1964 llegó a oídos de la firma hace tres años, cuando un programa de televisión alemán sobre antigüedades se topó con un granero lleno de objetos olvidados, entre ellos dos modelos 911 de los 60´s, uno con número de chasis 300.057, unidad especial fabricada antes de cambiar el nombre. Las primeras unidades de producción del 911 se llamaban “901”, no duró mucho tiempo así y tuvieron que renombrarlo a causa de un litigio.

Tras las averiguaciones por parte del Museo de Porsche, decidieron comprar los dos modelos para restaurarlos y quedar como recién salidos de fábrica para incluirlos al museo. Uno de los puntos principales que los animó a comprarlos y trabajar en ellos, fue el que nunca habían sido restaurados; todo el proceso les llevó 3 años, repararon motor, transmisión, componentes eléctricos y el interior, todo con piezas auténticas de aquella época que consiguieron de otros vehículos.

El museo se encuentra en Zuffenhausen, distrito de Stuttgart y cubre 5.600m², estará en exhibición a partir de hoy 14 de diciembre hasta el 8 de abril del próximo año. Sin duda, esta antigüedad es una de las mejores incorporaciones del museo.

Así luce ahora, 50 años después de su producción.