Menu
Desiree Nunez

Innovación por el arte de la náutica

Cuorum, luego de seis décadas, la firma suiza continua siendo la reina de los mares con su modelo Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta.

Cuorum, la emblemática marca suiza de alta relojería especializada en manufacturar los más innovadores y bellos “tic tac” ligados a la navegación, vuelve a sorprender seis décadas después, lanzando al mercado su primera generación de relojes Admiral’s Cup, hechos en profeso para la navegación.

Durante más de 60 años, la firma se ha ligado con las más prestigiosas competencias entre embarcaciones del mundo y con reconocidos navegantes como Loïck Peyron y Ben Ainslie. Para la marca de alta relojería, el paso siguiente consistía en desarrollar un calibre que combinara una función de cuenta regresiva con cronógrafo y esto es lo que ha logrado con el nuevo Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta, equipado con una función regata.

El nuevo modelo Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta 2014 confirma enfáticamente, el trío fundamental de Cuorum: mecánica de altos vuelos combinada con innovación técnica y gran tradición relojera, un ADN anclado firmemente en el universo náutico, al igual que un fuerte diseño reconocido.

El poderoso, innovador y eficiente modelo Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta palpita al ritmo de un nuevo calibre automático: el CO 040. Este mecanismo va bastante más allá de los desempeños de los relojes clásicos de regata, ya que el Calibre CO 040 presenta una función de cuenta regresiva ajustable de 0 a 10 minutos, una presentación numérica de tipo ‘apertura’ que garantiza perfecta legibilidad, así como un cronógrafo capaz de cronometrar hasta 12 horas de carrera.

Antes de la primera señal de partida de la carrera, la cuenta regresiva se programa mediante la corona según los minutos establecidos por los criterios de la regata entre 0 y 10 minutos, empezando a contar desde el momento en que se presiona el pulsador. La función de cuenta regresiva del Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta, empieza a restar los minutos hasta el inicio de la carrera. 

El movimiento regata permite al competidor disponer de la función de cuenta regresiva de manera incremental, esto puede ser en cualquier minuto entre el primer disparo y el último -previos al inicio de la regata-.

Cuando los barcos pueden finalmente cruzar la línea de partida, una ingeniosa rueda “loca” bloquea el engranaje de cuenta regresiva, mientras el cronógrafo sigue andando para contar hasta 12 horas de carrera, a través del segundero central rojo y los contadores de 30 minutos y 12 horas y 12 y 6 horas respectivamente. Este cronógrafo de gran precisión palpita con una frecuencia de 4Hz (28.800 alternancias/hora).

El Admiral’s Cup AC-One 45 Regatta, muestra una innovadora evolución hacia los pequeños detalles  de la perfección y la precisión, que son fundamentales en el arte de la navegación.