Menu
Redacción CarGlobe.mx

Ghibli, el piccolo Quattroporte

Damos la bienvenida a México al Maserati Ghibli, un sedán mediano que porta un diseño majestuoso, con todo el espíritu de pista que caracteriza la marca italiana; se sitúa un escalón debajo de su hermano mayor el Quattroporte. Pero esto e sólo  en tamaño y en precio, podemos entenderlo como una réplica de precio mucho más accesible, con el que Maserati busca conquistar nuevos segmentos de mercado Premium.

Hablamos con Rodrigo González, director general de Ferrari y Maserati en México. Nos señala que van a limitar su venta a 60 unidades el próximo año como estrategia comercial, “aunque creemos que habrá fuerte demanda de este producto”. De cualquier forma, será difícil disponer de más autos, las líneas de producción en Italia están trabajando al 100% y la demanda ha superado la oferta.

En México se ofrecerán dos versiones de equipamiento, la primera portará un motor desarrollado por Ferrari V6 Twin Turbo de 3.0 litros con 330 caballos de potencia (hp), alcanzando los 100 km/h en 5.6 segundos, y una velocidad punta de 285 kilómetros por hora. Su precio de salida será de 107 mil 650 dólares. La gama más explosiva también producidos por la casa del “Cavallino Rampante” es un V6 Twin.

La versión Turbo, tiene a su merced 410 imponentes caballos de potencia (hp), alcanzando los 100 kilómetros por hora en 4.7 segundos y una velocidad máxima de 294 km/h. Su precio mínimo es de 122 mil dólares.

Ambas alternativas están equipadas con una transmisión automática ZF de 8 velocidades con software adaptativo, que permite que los cambios de marcha sean aún más rápidos. Además, ofrece cinco modos de funcionamiento: Auto Normal, Auto Sport, Manual Normal, Manual Sport e Increased Control & Efficiency.

Durante la presentación oficial del Ghibli en el Autódromo Hermanos Rodríguez, el director general de la marca en México afirmaba que su intención era la de competir directamente con el Clase E de Mercedes Benz, el Audi RS6, el BMW Serie 5.

Pudimos testear el auto sobre pista y rápidamente pudimos darnos cuenta que este vehículo ejecutivo conserva el alma de un deportivo de pura cepa. Nos cautivó  su ligereza y la calidad de respuesta desde bajas revoluciones, pero evidentemente el Ghibli, es un bólido desarrollado para correr.  No hay candados electrónicos que limitan su velocidad y la insonorización del habitáculo soporta vibraciones hasta los 240 kilómetros por hora.

La capacidad de respuesta, prestaciones y adrenalina que transmite el corazón V6 nos transporta a un vehículo con auténtico sabor deportivo. Incluso los aficionados más exigentes estarán contentos después de estar al volante de este sedán familiar en cualquier tipo de carretera.

En su bastidor y carrocería se dispusieron de forma inteligente distintos tipos de acero y aluminio para aligerar al máximo la estructura, conservando rigidez y flexibilidad. El cofre y las puertas son de aluminio al igual que los brazos oscilantes de la suspensión delantera y los brazos que conforman la suspensión posterior independiente.

Por otro lado, el Ghibli es un familiar para disfrutar de la conducción, su equipamiento se parece más a la de un avión ejecutivo, el confort de los asientos harán de los viajes un paseo por las nubes. En cuanto a equipamiento no se escatimaron recursos, sonido envolvente de alta fidelidad y toda la electrónica para garantizar un manejo seguro.

Vayan  preparando sus chequeras para hacerse con uno de los 60 ejemplares que se comercializarán en México  en los próximos doce meses. Atrévase a probar un verdadero automóvil de lujo, firmado por Maserati y Ferrari.

Ficha técnica:

Motor disponible: V6 turbo cargado

Potencia: 330 y 410 caballos de carrera

Transmisión automática de 8 velocidades

Tracción trasera y AWD.

Velocidad máxima de 295 kilómetros por hora, sin gobernador electrónico.