Menu
Pablo Monroy

General Motors trabaja en un sistema de carga rápida para sus coches eléctricos

Uno de los puntos débiles de los vehículos eléctricos reside en sus baterías y concretamente en la autonomía que ofrecen, provocando que muchos clientes potenciales no se decanten por estos coches. Así que para hacerle frente a esta situación, General Motors está trabajando intensamente en este sentido y parece que en los próximos años la tendencia cambiará, pues confirmó el desarrollo de una nueva tecnología que le permitirá ofrecer niveles de recarga muy prometedores.

En esta lucha por conseguirlo, GM no estará sola pues está colaborando con la compañía especializada en sistemas de gestión térmica Delta Americas. Las primeras pruebas que han realizado parecen que han dado su fruto y han obtenido unos asombrosos 29 kilómetros por minuto conectado. De ser así podríamos obtener cerca de 300 km en apenas 10 minutos de conexión.

El objetivo de la firma estadunidense es tener lista esta tecnología, la cual lleva un proceso de desarrollo de tres años, para su aplicación en la calle en el 2023. Hablamos de una fecha en la que se espera que General Motors tenga al menos 20 modelos eléctricos diferentes a la venta en su portafolio. Será entonces cuando el sistema de recarga de la compañía ofrezca tensiones superiores a los 1.000 volts y potencias por encima de los 450 kilowatts.