Menu
Desiree Nunez

Este es el nuevo Ford Mustang 2018

Misma principio, distinta ejecución

A causa de la magnifica ejecución que en 2014 Ford presentó en la nueva generación del Mustang, éste logró convertirse en el vehículo deportivo de mejores ventas a nivel global por primera vez en la historia.

Hoy a casi 3 años de su presentación, Ford presenta la renovación de vida media de esta generación con renovaciones estéticas, mecánicas y tecnológicas con el propósito de actualizar las prestaciones de este modelo y ponerlo al día con las principales novedades que el mercado exige.

Estéticamente, destacan los cambios en el diseño de los faros delanteros y el marco de la parrilla, ya que en esta nueva versión , el cofre concluye a una menor altura para brindar un aspecto de parrilla más pequeña que en conjunto con una nueva instalación de ventilas generan que el Ford Mustang tenga un aspecto más sobrio.

En el caso de los faros delanteros se ha configurado una estilización bastante drástica, ya que contrario a las tendencias de diseño ordinarias, el nuevo Ford Mustang presenta un diseño más conservador y de menor tamaño que el modelo anterior. De acuerdo al equipo de diseño de Ford, los trazos presentes en estos faros fueron pensados para emular “los ojos de un águila” que apelan al nostálgico diseño del Mustang 1967.  Asimismo, la colocación de las luces de LED fue modificada.

Al interior de este modelo los cambios fueron enfocados principalmente en volver al Mustang un espacio más cómodo para el piloto, ya que en las versiones más elevadas Ford ha dotado de mayor acolchamiento en los descanzabrazos, el botón de encendido ahora es de aluminio y las notorias costuras de los elementos en piel pueden ser elegidas en rojo o azul.

Sin embargo, el mayor reflejo de mejoras dentro del Ford Mustang 2018 es el nuevo tablero digital de 12 pulgadas que permite configurar en tres distintas visualizaciones: el tradicional esquema que simula dos indicadores análogos, uno con tacómetro de barras y un moderno display de velocímetro numérico. Todos modificables según el modo de manejo que sea elegido, ya sea Norma, Sport Track. 

Ford incorpora en esta ocasión el sistema denominado MyMode, que es una plataforma similar a la configuración”Individual” de un Mercedes-Benz. Donde básicamente, almacena las selecciones para el modo de conducción, el ajuste de la suspensión, las preferencias de dirección, el comportamiento de la válvula de escape activa y otras preferencias para que no se tenga que volver a seleccionarlas cada vez. Se podrá seleccionar con los controles del volante y la pantalla del indicador principal. 

Mecánicamente, no son grandes los cambios con la excepción de que el motor V6 ya no estará disponible para el modelo 2018. Por otro lado, el propulsor EcoBoost de 2.3 litros obtendrá un ligero aumento en la capacidad de torsión, que sólo será notable para mejoras en la sensación de cambios de velocidades en cualquiera de sus transmisiones.

Para el motor V8 de 5.0 litros, la reconfiguración mecánica le permitirá aumentar la potencia gracias a un nuevo set de inyectores que prometen generar que el Ford Mustang revolucione más alto y más rápido que la versión anterior. Para estos acoplamientos se estrenará una nueva transmisión automática de 10 velocidades que desarrollaron en conjunto Ford General Motors. 

Según el equipo de Ford, el nuevo Mustang 2018 estará llegando al mercado norteamericano después de la primera mitad de 2017. Esperamos que el arribo a México sólo lleve un par de semanas de retraso para su venta.