Menu
Pablo Monroy

El V12 de Mercedes-AMG agoniza

El gigantesco motor V12 biturbo de Mercedes-AMG desafortunadamente ya tiene sus días contados, pues en una industria que está apuntando a la eficiencia en el consumo de combustible y bajas emisiones contaminantes, se está convirtiendo rápidamente en una especie en peligro de extinción, y todo apunta a que el propulsor 6.0 litros biturbo V12 de Mercedes-AMG está en la mira.

Esta información llega de la publicación australiana Go Auto, a quienes el jefe de AMG, Tobias Moers, les confirmó que cuando el S65 actual deje de comercializarse, también cesará la producción del motor V12 de 630 caballos de fuerza.

Con la desaparición de este bloque, el futuro de su hermano V8 4.0 biturbo es más prometedor gracias a la tecnología híbrida. «El V8 es un motor bastante eficiente, gracias a la electrificación podría tener una vida más larga de la que todos piensan”, señaló Moers.

En cuanto al tiempo que vivirá aún este V12, Moers reconoció que es complicado de predecir debido a la rapidez con que está cambiando la tecnología automotriz. “Nadie en la industria es capaz de predecir el final del V8”. La división de alto desempeño de Mercedes admitió que, tarde o temprano, tendrá que recurrir a la electricidad, pero de momento continuaremos escuchando el estruendo de su V8 durante un tiempo.