Menu
Pablo Monroy

Salón de París: Infiniti Q60 Proyect Black S Concept

Infiniti presentó en el Salón de París el Q60 Project Black S Concept, una evolución del prototipo que la marca japonesa presentó en el Salón de Ginebra del año pasado y del que todo para apuntar que dicho proyecto esté cada vez más cerca de convertirse en un modelo de producción en serie.

Toma como base el Q60 Red Sport 400 pero con muchas mejoras, de entre las que destacan la tecnología extraída de la F1 puesta en el vehículo, como el sistema híbrido dual empleado por el Renault Sport Formula One Team.

Es decir, que lleva un motor V8 3.0 litros biturbo que genera 405 caballos de fuerza, apoyado por tres generadores y un bloque eléctrico de 163 caballos que van al eje trasero, alimentado por una batería de ión-litio de 4.4 kWh de capacidad. Con esto es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos.

Desde luego que la instalación de este sistema supuso un aumento considerable del peso, algo que Infiniti a contrarrestado sometiendo al modelo a un dieta intensa, eliminado muchos elementos innecesarios y sustituyendo muchas piezas por otras fabricadas en fibra de carbono, de este modo, solo pesa 53 kilos más que el modelo del que procede.

La lista de mejoras que incluye el Infiniti Q60 Project Black S Concept incluye una suspensión rebajada y más rígida, además de los frenos carbono-cerámicos con unos enormes discos perforados y ventilados de 380 mm en el eje delantero y de 360 mm en el trasero.