El día que... manejamos la Infiniti QX50 - CarGlobeCarGlobe | Los autos son pasionales, la información también

El día que… manejamos la Infiniti QX50

Feb 13 • Diseño Automotriz, Industria, Noticias, TrendingNo hay comentarios en El día que… manejamos la Infiniti QX50

LOS ÁNGELES.- ¿Dónde aparecen las grandes luminarias del mundo? En Hollywood, así que no nos pareció raro que Infiniti nos invitara aquí para tener el primer contacto con la SUV en la que tiene depositadas grandes esperanzas de que se convierta en su best seller.

Para ello no sólo ha recurrido al cautivante diseño de los más recientes lanzamientos de la firma, también presentó aquí el primer motor de compresión variable en el mundo, con el que podemos tener dos lados marcados en el mismo vehículo: una camioneta eficiente o bien, una llena de emociones.

El primer lugar por donde llega es la vista, su poderoso y elegante semblante enamora a primera vista, la forma en la que las líneas fluyen por toda la carrocería la hace una de las SUV más atractivas del momento, quizá la más seductora del segmento.

El habitáculo mantiene la esencia de sus hermanos Q50 y Q60, con líneas dinámicas y que en la visión de Alfonso Albaisa, director de diseño de Nissan e Infiniti, están inspiradas en la naturaleza. Así, nuestro auto de prueba tenemos una combinación de café chocolate con azul marino, plata y beige, que representan a las montañas, el mar y la arena.

Algunos detalles como la madera falsa, la consola central donde encontramos la misma pantalla multimedia de otros modelos Nissan como Sentra o Altima o bien el sensor para abrir las puertas y encender el motor es el mismo que se usa desde el Nissan March, demeritan un gran trabajo de diseño y nos recuerda que Infiniti es una firma de lujo, más no premium.

Olvidando esos pequeños detalles, nos enfilamos hacia la calle para lo que venimos a hacer, conducir esta camioneta por los caminos de Los Ángeles, Malibú y Santa Mónica.

Impulsando a la QX50 tenemos un cuatro cilindros de última generación 2.0 litros turbo que produce 268 hp y 280 libras-pie de torque, acoplado a una transmisión automática CVT que envía la potencia al eje delantero. Esta caja de velocidades ha sido mejorada para ofrecer un manejo más confortable y contribuir a la causa de la reducción del consumo de combustible.

Este propulsor puede variar de una compresión de 8:1 (deportivo) a 14:1 (alta eficiencia), sin que el conductor tenga que apretar algún botón, el sistema funciona de forma de forma automática mediante las órdenes de la computadora del motor, haciendo que la compresión puede variar cientos de veces en un periodo muy corto de tiempo.

Cuando tenemos un estilo de manejo relajado y eficiente en la ciudad, un pequeño actuador mueve un brazo, que varía el ángulo del cigüeñal, haciendo que el pistón tenga un punto máximo de compresión más alto, para reducir el consumo de combustible.

Pero si la computadora detecta que necesitamos más empuje y poder, ese brazo se mueve en dirección contraria para reducir la altura máxima de la carrera del pistón, con lo que ganamos en potencia, pero a cambio de consumir más gasolina.

En la ciudad tenemos un auto muy dócil y de manejo suave, muy confortable y eficiente, pero con la llegada de la autopista las cosas cambian. Sólo es necesario hundir el acelerador para tener un gran empuje del torque del motor y comenzar a acelerar de muy buena forma, en pocos segundos ya rebasamos el límite de velocidad, así que hay que bajar las ansias para bajar el ritmo.

La buena puesta a punto del motor y el sistema de compresión variable nos ayuda a tener muy buena entrega de torque desde bajas revoluciones, así que rebasar o recuperarnos en una frenada es muy sencillo.

Tras varios kilómetros es sorprendente que la autonomía y la aguja de la gasolina no se han movido nada, es realmente increíble cómo podemos tener un vehículo de muy buena respuesta y un consumo bajo de combustible, bastante más bajo de lo que imaginábamos.

Dentro del habitáculo encontramos un espacio muy bien insolado, con muy poco ruido del viento, por ello confortable e ideal para pasar varias horas al volante.

Los asientos Cero Gravedad, que Nissan trajo de una patente de la NASA y lleva varios años montando en sus modelos más altos, siguen siendo los mejores de la industria y gracias a su construcción te permiten bajarte del auto fresco y listo para disfrutar del destino.

Más adelante una sinuosa carretera nos muestra el buen desempeño de la suspensión y la rigidez del vehículo que parece danzar en una sola pieza con este camino, no hay transferencias de peso bruscas, al contrario, siempre te transmite que estás en control total.

La QX50, que se fabrica desde diciembre del año pasado en la planta de Infiniti y Daimler en Aguascalientes, es un rockstar y llevará a la firma japonesa a nuevos niveles de ventas.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »