Menu
Redacción CarGlobe.mx

El viaje de Bugatti en la Mille Miglia 2019

 

El pasado fin de semana se corrió la edición 2019 de la Mille Miglia, esa mítica carrera que llevaba a los pilotos de Brescia a Roma y luego de Roma a Brescia el mismo día, en un recorrido de 1,000 millas (1,600 kilómetros) y como Bugatti está celebrando sus 110 años de historia fue a esta competencia con dos vehículos, un histórico Type 35 y el Chiron Sport ‘110 ans Bugatti’.

Al volante de estos vehículos se encontraban Herbert Diess, presidente del Consejo de Administración del Grupo Volkswagen (Type 35) y Stephan Winkelmann, presidente de Bugatti, quienes participaron en los cuatro días que dura esta competencia en la actualidad.

“El Type 35 es uno de los iconos de la rica historia y tradición de Bugatti, está en su elemento natural. Mientras que el Chiron Sport ‘110 ans Bugatti’ es la reinterpretación moderna del lujo en un hyperdeportivo, aquí en Italia rinde tributo a su herencia francesa, pero también recuerda las raíces italianas de Ettore”, afirmó Winkelmann.

La Mille Miglia es una carrera que se comenzó a disputar en 1927, atrayendo a cientos de pilotos y equipos oficiales, que competían a fondo para conseguir la victoria de esta importante competencia que Alfa Romeo dominó con 11 victorias en 25 ediciones.

La Edición de 1955 vio al gran Stirling Moss y a Denis Jenkinson imponer el récord de la competencia, al completarla en sólo 10:07.48 horas, con un promedio de velocidad de 157 kilómetros por hora en el poderoso Mercedes-Benz 300 SLR marcado con el número 722. Desde unos años atrás, el número del vehículo indicaba la hora de partida de ese auto, osea que Moss y Jenkinson arrancaron a las 7:22 de la mañana ese 1 de mayo de 1955.

Al igual que la Targa Florio, las 24 Horas de Le Mans y la Carrera Panamericana, la Mille Miglia fue parte durante muchos años del Campeonato Mundial de Sportcars. Fue cancelada en 1957 luego de que un accidente cobrara la vida de nueve personas, cinco de ellas niños.

En 1977 la competencia se revivió como Mille Miglia Storica y permite la participación de vehículos fabricados hasta 1957, en un rally de regularidad que se celebra en cuatro días de recorrido.