Menu
Marco Robles

Más poder y emoción para el Audi R8 2019

El Audi R8 se ha convertido en la máxima representación de las altas prestaciones y emociones de la firma alemana, así que para mantenerlo en el pináculo de las emociones, la casa de los cuatro aros realizó un facelift a este coupé, en el que no sólo ganó estéticamente, también mecánicamente.

A primera vista encontramos un auto más afilado, con una mirada maligna (apoyado en los faros de LED) y tres huecos entre la parrilla y la tapa del cofre, que al parecer se estará convirtiendo en una seña de identidad de los Audi más desenfadados y que es un elemento estético tomado del Quattro de los años ochenta.

Como sucede hasta ahora, el motor V10 5.2 litros turbocargado tendrá dos variantes de potencia, que en su versión más poderosa genera 610 caballos de fuerza, con lo que la aceleración de 0 a 100 km/h se consigue en 3.2 segundos y la velocidad máxima se elevó a 330 km/h.

La bomba del aceite fue también mejorada, para ofrecer un flujo correcto de aceite en cualquier condición de manejo, incluso en las más deportivas donde se puden generar 1.5 G de aceleración lateral.

La suspensión también sufrió mejoras para ofrecer un manejo más deportivo y estable, la dirección electroasistida también ofrece mejores sensaciones al conductor y mayor precisión, al tiempo que los modos de manejo permiten tener el auto perfecto para cada condición.

Al interior no encontramos sorpresas, con dos enormes asientos deportivos, el volante recortado multifunción con el botón de encendido y el de los modos de manejo al alcance de los pulgares, junto con la consola central que ha eliminado gran parte de los controles para enfocarse en estar más cerca del conductor.

Este vehículo llegará al mercado europeo a inicios del próximo año y unos meses más tarde arribará a nuestro país.

AUTOR
Marco Robles

Marco Robles

Periodista automotriz desde 2006, fan del beisbol, del frío, los días nublados y los autos emocionantes.

Sorry no comment yet.

Leave a Comment