Menu
Pablo Monroy

Aston Martin Quiere volar aún más alto

El Aston Martin Vision Volante Concept es la última creación de la firma británica pero atención, porque no se trata de un deportivo convertible ni nada semejante, si no de un concepto de avión de despegue vertical y motor híbrido. No hay duda que Aston Martin ha marcado un comienzo a una época en la cual se esperan grandes avances. Por un lado, los motores AMG se llevan de maravilla con sus modelos, pero lo que nadie esperaba es que presentaran un proyecto de avión, desarrollado junto a Rolls-Royce y la Universidad de Cranfield.

Dicho proyecto fue bautizado con el nombre de Aston Martin Vision Volante Concept y llamarlo avión es, simplemente, porque se trata de un artefacto volador, pero francamente no se parece a ningún avión que exista en el mercado. Es más, ni siquiera parece un avión, sin embargo, nunca podremos ver un ejemplar real, pues se trata de un estudio de diseño que pretende ahondar en las posibles formas de movilidad personal del futuro.

El proyecto describe un aparato volador de aterrizaje y despegue vertical que funcionaría como un transporte rápido y lujoso y para desplazamientos de media o larga distancia entre ciudades. Su diseño se inspira en las formas del Aston Martin Valkyrie, cuenta con tres plazas y para desplazarse por el aire echa mano de tres hélices direccionables suministradas por Rolls-Royce.

Las hélices son puestas en movimiento por motores eléctricos cuya energía procede de una batería para viajes de corta duración, mientras que para viajes de mayor tiempo, se recurre a una turbina de gas que genera la corriente necesaria para cargar las baterías. Según los responsables del proyecto, el Aston Martin Vision Volante Concept incorpora los últimos avances en tecnología aeroespacial, electrificación y tecnologías autónomas. Podría ser capaz de volar a velocidades de entre 320 y 400 km/h y permitiría hacer el trayecto Londres-París, por ejemplo, en una hora.