Menu
Redacción CarGlobe.mx

Se acabaron las cargas gratuitas para los dueños de Tesla

Hasta esta semana, los propietarios de los vehículos Tesla tenían acceso a la red de carga eléctrica para sus vehículos más rápida y de mayor potencia para este tipo de vehículos. Éstos están colocados de manera dispersa con el propósito de realizar viajes de larga distancia y ofreciendo una experiencia de usuario consistente en cada estación.

Sin embargo, este privilegio del que gozaban los orgullosos dueños de modelos Tesla se ha agotado, luego de que la compañía anunciara que a partir de esta semana todo Model X Model S que se adquiera estará configurado con un sistema de cobranza y facturación por cada vez que éstos recarguen su batería.

Aunque Tesla anunció el cambio en noviembre, la semana pasada detalló exactamente cómo es que éste funcionará. Los propietarios de modelos en Estados Unidos obtienen un subsidio anual de 400 kWh, lo suficiente para cubrir aproximadamente 1600 kilómetros, y luego pagarán por una carga adicional, ya sea por el kilowatt/hora, cuando sea posible (dependiendo de las reglas estatales de utilidad), entre 11 y 22 centavos de dólar por kWh- O en una base por minuto de utilización.

La nueva facturación y la tarifa de recarga surge luego de que un número relativamente pequeño de propietarios han estado utilizando los cargadores de manera excesiva sin la necesidad de utilizarlos, según la compañía. Esto ha generado que cada vez menos cargadores estén disponibles para aquellos que toman viajes por carretera más largos. Hoy en Estados Unidos, hay 795 estaciones del supercargadores con 5085 enchufes de conexión en total.

A diferencia de otros cargadores rápidos de vehículos eléctricos, que en los Estados Unidos están colocados alrededor de áreas metropolitanas importantes y regiones ricas como California y Nueva Inglaterra, los Superchargers de Tesla se instalan a intervalos regulares para permitir viajes de carretera de todo el país a lo largo de múltiples rutas en una especie de nodos de difusión.