Menu
Andrea Baldit

PSA y FCA planean unir fuerzas para construir un nuevo grupo automotriz de escala global.

La unión crearía el cuarto Grupo Automotriz más grande a nivel mundial en términos de ventas unitarias anuales.

El Consejo Supervisor de Peugeot S.A. y el Consejo de Directores de FCA N.V. han acordado de manera unánime trabajar para lograr una combinación completa de sus respectivos negocios a través de una fusión 50/50.

La combinación propuesta crearía el 4° Grupo Automotriz a nivel mundial, en términos de ventas (8.7 millones de vehículos) con ingresos combinados de casi 170 mil millones de euros

Se estima que el aumento de valor resultante de la transacción sea de 3,700 millones de euros en sinergias anuales derivadas de una asignación más eficiente de recursos para inversiones de gran escala, trenes motrices y tecnologías. 

Organización

El Consejo estaría compuesto por 11 miembros:

  • Cinco miembros del Consejo serían nominados por FCA (incluido John Elkann como Presidente)
  • Cinco serían nominados por el Grupo PSA (incluido el Director Independiente Senior y el Vicepresidente)
  • El Director Ejecutivo sería Carlos Tavares por un período inicial de cinco años y también sería miembro del Consejo.

Carlos Tavares dijo:

“Esta convergencia aporta un valor significativo a todas las partes interesadas y abre un futuro brillante para la entidad combinada. Estoy satisfecho con el trabajo ya realizado con Mike y estaré muy feliz de trabajar con él para construir una gran compañía juntos».

Mike Manley dijo:

«Estoy encantado con la oportunidad de trabajar con Carlos y su equipo en esta combinación que puede cambiar la industria. Tenemos una larga historia de cooperación exitosa con el Grupo PSA y estoy convencido de que junto con nuestra gente podemos crear una empresa de movilidad de clase mundial». 

Condiciones

La compañía matriz con sede en Holanda del nuevo grupo cotizaría en Euronext (París), la Borsa Italiana (Milán) y la Bolsa de Nueva York, y continuaría manteniendo presencias significativas en las oficinas centrales operativas actuales en Francia, Italia y Estados Unidos.

Una suspensión con respecto a las participaciones de EXOR N.V., Bpifrance Participations SA, DFG y la Familia Peugeot se aplicaría por un período de 7 años después de la conclusión de la fusión.

Antes de la conclusión de la transacción, FCA distribuiría a sus accionistas un dividendo especial de 5,500 millones de euros. Además, antes de su conclusión, Peugeot distribuiría a sus accionistas su participación del 46% en Faurecia.

Esto reflejaría el valor agregado que aportarían las marcas globales de gama alta de FCA, Alfa Romeo y Maserati, dado su considerable potencial de desarrollo.

La propuesta se sometería al proceso de información y consulta de los organismos pertinentes y estaría sujeta a las aprobaciones finales del Consejo del Memorando de Entendimiento y el acuerdo sobre la documentación definitiva.