Menu
Desiree Nunez

Nueva cara al BMW Serie 4.

Nacido en el 2003, el Serie 4 ha materializado una identidad consciente y atractiva en cuanto a la estética y una dinámica propias, combinando deportividad y lujo, BMW hace de este vehículo uno de los rivales más temidos por las marcas en su segmento.

BMW busca innovar su diseño en los nuevos modelos de la Serie 4 con formas más refinadas y suspensión mejorada. Con unos faros de tecnología LED reemplazando a las luces de xenón y con todos los modelos equipados con faros de niebla LED. De igual forma incorporan éste tipo de tecnología en las luces traseras.

Denota un aspecto con más deportividad ya que integra entradas de aire rediseñadas y un nuevo alerón trasero, así como aplicaciones específicas de la línea.

Al interior es contrastante la cantidad de materiales que incorporan en éste Serie 4 usando cromo y una consola central en negro brillante otorgándole una sensación de exclusividad. Y hablando de exclusividad, estarán disponibles dos colores exteriores para los modelos Serie 4, el Snapper Rocks Blue y Sunset Orange. De igual forma estará disponible un nuevo diseño de rines para las versiones Advantage, Sport Line, Luxury Line y M Sport.

Mencionamos la mejora en la suspensión… Es más rígida, creando una respuesta más deportiva sin afectar la comodidad, a pesar de que tengamos enfrente un motor de gasolina o diésel. Es TwinPower Turbo y estarán disponibles tres variantes de motor a gasolina: BMW 420i, BMW 430i y BMW 440i. Para diesel: BMW 420d, BMW 430d, BMW 435d xDrive. Con rangos de potencia desde 184hp hasta 326hp.

Serán doce variantes de modelo las que estarán disponibles con BMW xDrive de forma opcional. Como Coupé, Convertible y Grand Coupé, el BMW 435d xDrive cuenta de serie con el sistema de tracción integral inteligente en las cuatro ruedas.