Menu
Redacción CarGlobe.mx

Dirigirá una mujer a General Motors

La junta directiva de General Motors nombró a Mary Barra, directora de desarrollo de productos, como nueva directora general de la compañía y que sucederá en el puesto a Dan Akerson, quien cumplió 65 años y pasará a retiro.

El relevo en el cargo de primer ejecutivo del fabricante estadounidense se producirá el próximo 15 de enero, cuando Barra se convertirá así en la primera mujer que dirigirá una gran compañía automovilística estadounidense.

En la actualidad Barra, de 51 años, se desempeña como vicepresidenta para el desarrollo global de productos. Está a cargo del diseño, la ingeniería y la calidad de todos los vehículos de GM en el mundo, así como de las compras. Anteriormente encabezó las operaciones de recursos humanos de la compañía.

Barra inició su carrera en GM como estudiante de ingeniería en la Universidad de Kettering, en 1980. Fue sucesivamente gerente de planta y directora ejecutiva de ingeniería. Hizo una maestría en administración de negocios en la Universidad de Stanford.

Akerson, presidente y director general de la empresa, cumplió 65 años en octubre y dijo a principios de año que preveía seguir un año más. Tampoco estaba claro si GM separará las funciones de presidente y director general al efectuar el cambio en la conducción.

Barra estaba entre los cuatro candidatos internos al puesto, junto con el director financiero Dan Ammann, el presidente para América del Norte, Mark Reuss, y el vicepresidente Steve Girsky.

La nueva consejera de delegada, de 51 años de edad, acumula una trayectoria de 33 años en el, en los que ha ocupado distintos puestos en las áreas de fabricación, ingeniería y directivas, y donde, según el grupo, ha tenido un relevante papel en el proceso de lanzamiento de nuevos modelos.

General Motors ha nombrado asimismo presidente de la corporación a Theodore Solso, de 66 años de edad, y miembro del consejo de administración del grupo desde junio de 2012.

La corporación automovilística anuncia el relevo en su cúpula después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos consumara la salida del accionariado del grupo, tras la venta del último paquete de títulos que mantenía en la corporación de Detroit.