Menu
Pablo Monroy

Bibendum, el rostro de las llantas Michelin, cumple 120 años

Muy pocas veces un personaje nacido de la mercadotecnia se ha hecho tan popular y ha sido tan significativo como el muñeco de Michelin. Y es que Bibendum, su nombre real por si no lo sabías, cumple 120 años de existencia y parece que el paso del tiempo no ha hecho estragos ni en su salud ni en su apariencia.

Los hermanos André Y Edouard Michelin fueron los encargados de dar a luz a Bibendum en 1898 con la intención de crear un logotipo para la marca de neumáticos francesa. Sus mentes comenzaron rápidamente a trabajar en una figura humana formada de llantas, con un aspecto simpático, bonachón, protector y de vez en cuando algo travieso. La idea fue brillante, sin embargo, fue necesario la mano del artista Marius Rossillon para que plasmara sobre el papel las visiones de los hermanos Michelin.

El muñeco de Michelin triunfó desde su primera gran aparición pública, justo en la primera edición del Salón del Automóvil de París, y desde ese primer instante, el diseño original demostró su capacidad para generar admiración e imagen de marca, algo que desde la empresa tuvieron claro: Bibendum debía ser el mejor representante de Michelin.

Con el paso de los años Bibendum se fue haciendo más humano, cortesía de artistas como gracias a Hautot, Grand Aigle, Riz, Cousyn o René Vincent, quienes le fueron dando carácter con el paso de los años, perfeccionándolo poco a poco para representar de la mejor manera posible a la empresa.

Michelin tuvo claro que el marketing era clave para popularizar sus neumáticos y tanto fue así que desde 1920 incorporó un estudio de diseño para desarrollar este tipo de emblemas. La carrera comercial de nuestro queridísimo Bibendum comenzó muy pronto y en las sucesivas décadas recorrió todo el mundo promocionando a Michelin en diferentes eventos en los que participaba la marca.

Ha recorrido los mejores circuitos, las mejores carreras y los eventos más importantes del automóvil del Siglo XX. Hoy, 120 años después, Bibendum, el simpático muñeco de Michelin, sigue en plena forma y representando, como nadie, la imagen de Michelin en el mundo, ¡feliz cumpleaños Bibendum!