Menu
Redacción CarGlobe.mx

Kia Rio Sedán 2018: Lo que tus pies necesitan

Esta semana fue la presentación del lanzamiento del nuevo Kia Rio Sedán 2018 y nuestro primer contacto con este Sedán nos dejó con la boca abierta.

Antes que todo, cabe resaltar que este modelo será producido en México, en la Planta Pesquería de Nuevo León, por lo que será un orgullo mexicano.

Esta cuarta generación de Kia Rio Sedán cuenta con muchas mejoras a comparación de los modelos pasados y por supuesto, que la competencia. Su principal competencia es el NISSAN Versa, seguido por el Volkswagen Vento, Ford Fiesta, Toyota Yaris y Chevrolet Sonic.

Sus características principales son sin duda su motor 1.6L MPI, una potencia de 121 caballos de fuerza, un torque de 111 lb-pie y su excelente transmisión manual o automática de 6 velocidades para que haya de dónde escoger. Cualquiera de las dos versiones es excelente.

El Rio Sedán 2018 es muy ligero y veloz, no se siente cuánto corres y te da una muy buena estabilidad al momento de manejar en carretera o autopista, sobretodo en las curvas.

¿Qué tiene de peculiar y nuevo? En el exterior cuenta con un nuevo diseño de espejos laterales, nuevo diseño de faros delanteros y luces traseras, nueva parrilla nariz de tigre, nuevo diseño en faros de niebla, nuevo diseño de fascia delantera, posicionamiento de reflectores, difusor trasero y rines de 15”.  En el interior los asientos son de tela y en el tablero se encuentra una pantalla táctil multifuncional de 7 pulgadas. Como dato extra su cajuela es inteligente, puesto que basta con acercarte a ella con la llave en el bolsillo y ésta se abrirá automáticamente sin tener que jalarla, con el objetivo de que si estás cargando algo o tienes las manos ocupadas no tengas que dejarlas en el suelo.

Sus nuevos diseños, aditamentos y accesorios que puedes adquirir y otros que ya trae consigo. Accesorios como: Alerón trasero, Canastilla portaequipaje, Caja portaequipaje, Barras de toldo, Porta bicicletas, Protectores de espejo, Tapetes de uso rudo, Tapetes de alfombra, Birlos de seguridad y Cenicero.

Esta cuarta generación de Kia Rio Sedán está pensado para personas de entre 25 a 40 años, personas casadas con hijos debido a la seguridad que aporta, está diseñada para viajar en carretera en tramos cortos y goza de una tecnología al cien.

La gama de colores que posee este Sedán son los 9 básicos: Clear White, Snow White Pearl, Aurora Black Pearl, Urban Grey, Fiery Red, True Green, Smoke Blue, Azure Blue, Silky Silver, pero en esta ocasión, la marca surcoreana de automóviles lanzará un nuevo color a partir del mes de julio de este año, el “Ice Wine” que seguro les gustará a muchos.

Lanzando la versión Hatchback, el mix de exportación será: Sedán 60% y Hatchback 40%. El porcentaje que se destinará de este nuevo Kia Rio Sedán 2018 será el 15% para México y el 85% se exportará a 65 países, entre los cuales están Norteamérica, Latinoamérica, Caribe, Medio Oriente y África.

Los precios con los que vendrá el nuevo Rio son:

LX MT $231,400

LX AT $246,400

EX MT $271,400

EX AT $281,400

También cuentan con una gran diversidad de créditos y formas de pago. Asimismo, con un plan para estudiantes llamado “College Starters”, enfocado a estudiantes universitarios entre 18 y 25 años aproximadamente y sin historial crediticio. Únicamente será necesaria la presencia de los padres o tutores, tendrán un plazo máximo de 72 meses y estarán desde el 20% de engache. Este plan para estudiantes ya está disponible a partir del 9 de mayo.

Por si todo esto no fuera suficiente, Kia Motors México en conjunto con la Asociación Mexicana de Distribuciones Kia, decidieron que por cada Rio que se venda, destinarán $300 a “Casa de la Amistad”, casa que se dedica a ayudar a niños con cáncer. De esos $300, $150 corresponderán a la AMDK y los otros $150 a Kia Motors México.

Uno de los objetivos de Kia aparte de ayudar a niños con cáncer, es que el cliente mexicano se sienta orgulloso de colaborar y aportar algo de ayuda para el tratamiento de 250 niños con cáncer. La marca llegó a esta decisión debido a que según estadísticas, la principal causa de muerte por enfermedad en niños de entre 5 a 14 años, es el cáncer.