Menu
Redacción CarGlobe.mx

CES 2018: El Niro eléctrico y la visión a futuro de Kia

La firma coreana llegó al Consumer Electronics Show (CES) en Las Vegas a apostar fuerte y no sólo presentando el concept car de su futuro Niro, si no también para develar la visión de la compañía para los próximos 12 años, donde para 2030 toda su gama estará totalmente conectada.

El primer gran invitado de la noche fue el Niro, que el año pasado llegó a nuestro país, y que para la próxima década estrenará una variante eléctrica basada en el modelo que se lució en el CES 2018, con una estética que bien podría haber salido del más reciente filme de Batman.

La batería de este crossover de polímero de litio ahora tiene mayor capacidad que alimenta a uno motor de 150 kWh (139 caballos de fuerza). La autonomía de este vehículo será de 383 kilómetros, según datos de la firma.

Estéticamente mantiene varios detalles del Niro actual, pero se vuelven más elegantes con una pintura negro mate y detalles en color bronce, acompañado por una pantalla en la parte frontal que despliega diferentes mensajes.

Como es una obligación en este evento, el Niro EV no podía dejar de lado la automatización de la conducción y un sin fin de cámaras, radares y sensores para estos fines.

La firma estima que este auto llegará al mercado en 2025 con un precio aproximado de 30 mil dólares.

Plan a 2030

Pero el Niro EV no fue lo único que la firma coreana presumió en el CES 2018, también adelantó su visión a futuro tanto en motores, como de tecnologías llamada ACE (Autónomos, Conectados y Eco/Eléctrico).

La primera gran sorpresa fue el anuncio del lanzamiento de su primer vehículo de hidrógeno para 2020, un año más tarde pondrá en las calles, para hacer pruebas, su primera generación de vehículos autónomos nivel 4, es decir, que pueden ir por sí solos en ambientes urbanos, pero también permiten que el conductor pueda tomar parte del manejo.

Durante los próximos 8 años la marca anunció 16 lanzamientos de vehículos con motores híbridos, plug-in hybrids y eléctricos, mientras que en 2025 Kia comenzará a una ofensiva de tecnologías para que todos sus modelos en 2030 estén totalmente conectados.